Guía completa: todo lo que necesitas para conseguir más visitas en tu web

By | 2019-08-16T10:54:50+00:00 agosto 16th, 2019|Inbound Marketing|

¿Sueles crear contenido de calidad y tu web no recibe la cantidad de visitas que te gustaría?
A pesar de lo que pueda parecer, conseguir visitas es algo que puede convertirse en todo un reto si no tienes las herramientas adecuadas. La constancia es importante, pero hay otros factores que puedes controlar para mejorar el número de visitantes de tu página. Hoy te enseñamos las mejores técnicas para conseguir más visitas en tu sitio web.

Claves para optimizar tu contenido y conseguir más visitas

En muchas ocasiones, cuando estás al cargo de tu propio contenido, hay veces que simplemente escribes por rellenar, no sigues un plan o simplemente escribes sobre aspectos que te gustan, sin tener en cuenta factores cómo a quién nos dirigimos o el grado de interés de dicha temática para tu público.

Otras veces, te encuentras con situaciones en las que tienes contenido muy elaborado, pero que no atrae tanto tráfico como era de esperar y de repente, tienes otras páginas donde tu contenido era mucho más básico y recibes muchas más visitas que en el que has hecho a consciencia. ¿Qué ha pasado? ¿Google te tiene manía?

Nada más lejos de la realidad. Lo principal cuando vas a implementar una estrategia de contenido orientada a la atracción de tráfico de calidad, hay ciertos aspectos que no puedes obviar. Cuando hablamos de contenido, no todo vale, y el público va a ser el verdadero juez de la calidad de tu contenido.

La verdad es que no hay una solución milagrosa que pueda permitirte conseguir tráfico sin parar. Sin embargo, si empiezas a optimizar tu contenido, y aplicar algunas reglas básicas, empezarás a ver mejoras en un plazo relativamente corto de tiempo.

Recuerda que la base para ello, no es solo escribir más sino estar constantemente optimizando lo que ya tienes. Es algo tedioso, pero de lo que te vas a alegrar.

Una de las tareas más árduas relacionadas con el seo es la investigación, puesto que los cambios en los algoritmos, provocan modificaciones en las reglas de posicionamiento. Hoy en Extravaganza  te enseñamos las 4 aspectos claves que debes aplicar en tu web para mejorar el alcance de tu contenido y conseguir visitas sin parar.

1. Posiciona bien tu contenido

En internet, Google es el rey. Es a él a quien tenemos que gustar para que los visitantes lleguen a nuestra web. Y escribir para aparece en las primeras posiciones de Google se le conoce como SEO u optimización del contenido para los motores de búsqueda.

Si lees posts o artículos sobre SEO de hace unos años, con cosas tan sencillas como repetir muchas veces en tu contenido la palabra clave, o meter tu keyword en el título, eran suficiente para poder posicionar bien. De esta forma, cuando la cantidad de sitios web fue creciendo exponencialmente y las búsquedas también. Las reglas del juego empezaron a cambiar.

Recuerda que las arañas – los motores de búsqueda como Google- tienen como principal objetivo que el usuario encuentre lo que busca. Así, penaliza a todas las webs donde el usuario entra y sale rápidamente -es lo que se conoce como porcentaje de rebote-.

Google, pretende pensar como un humano, y gracias a la inteligencia artificial, machine learning y otras herramientas, parece que cada vez está más cerca. De esta forma, va a dar la máxima puntuación a aquel contenido que esté orientado a proporcionar a los usuarios lo que buscan.

Siempre verá como mejor opción aquel contenido que se ajusta a lo que quieren los usuarios y que la distribución de los textos sea lógica y normal. Es decir, que la lectura sea comprensible y sencilla para un ser humano.

Si bien como te comentamos, lo que primero prima es la calidad de contenido – recuerda que lo mejor que te puede pasar, es que tu web se convierta en un referente para tu sector, por tener muchas búsquedas asociadas a un concepto-, hay otros factores que son importantes a la hora de hacerlo 100% atractivo para Google y para los usuarios.

A continuación vamos a ver un poco más en detalle, alguno de los detalles para optimizar tu contenido:

Keywords o palabras clave

Las keywords o palabras clave hacen referencia a aquellas frases o términos por los que quieres que tu público llegue a tu web. Pueden ser palabras concretas o frases, todo depende de a quién te orientes.

Para elegir la keyword que vas a usar hay muchos criterios. En este artículo hablamos de conseguir visitas, pero en realidad deberíamos centrarnos en conseguir visitas de calidad, entendiendo por éstas, aquellas que provienen de personas que puedan estar interesadas en tu producto o servicio.

Algunas veces, puede ser que te convenga escribir contenido para una palabra clave que tiene 40 búsquedas, ¿por qué? porque es un contenido específico orientado a un perfil en concreto. Imagina que, por ejemplo, hubiera poca competencia -es decir, poco contenido escrito sobre esta temática -!Bingo¡ Has dado con lo que se conoce como un low hanging fruit. Una forma muy fácil de posicionar.

¿Pero por dónde empezar? Antes de nada, usa lo que se conoce como cloud tag. Es decir, desarrolla un mapa conceptual con todos los posibles conceptos relacionados con tu empresa.

Una vez tienes el primer nivel, puedes ir buscando asociaciones con esas palabras de forma que sea lo más amplio posible. Para visualizarlo, puedes usar herramientas como coogle, que te permiten verlo todo de una vez.

Una vez tienes tu cloud tag, el siguiente paso es ver de todas esas palabras clave y todos esos conceptos, cuáles son los más beneficiosos de usar. Así debes conocer tanto los volúmenes de búsqueda globales o locales -si tu producto solo se vende en un determinado mercado-, así como el nivel de competencia. Para ello debes llevar a cabo una investigación de palabras clave —o keyword research, —, lo cual es fundamental para que tu estrategia de contenidos funcione.

Herramientas como Keyword.io, Keyword Tool, Semrush o el propio Keyword Planner de Google te permitirán realizar una extensiva y completa investigación de palabras clave para confeccionar tu contenido.

Una vez tengas tus palabras claves definidas, debemos proceder a diseñar cómo vamos a ir distribuyendo los contenidos a lo largo del tiempo. Así, vamos a buscar temáticas relacionadas con cada uno de nuestros buyers persona y un estado en concreto en el que se encuentra.

Es decir, el artículo que vas a escribir, ¿se orienta a una persona que ya sabe perfectamente qué tiene la necesidad de consumir tu producto, por lo que tu objetivo es más la conversión o por el contrario, te planteas como objetivo alertar a los usuarios de un problema con el que se pueden encontrar?

Una vez tengas decidido eso, dentro de tu plan de contenidos tendrás que cumplimentar mucha más información sobre, las CTA’s que vas a ponerle a tu artículo, etc.

Título, enlace y descripción

El 90% de los usuarios a los que se les muestra un post por ejemplo en social media, en el que promociones tu artículo, van a leer el título. Cuando el porcentaje de personas que finalmente van a invertir su tiempo en leer tu contenido es mucho menor. Por ello, deberías invertir tiempo en esto.

Ya sea de un libro, de una película o de un post en un blog, el título es la primera característica que permitirá al usuario saber si quiere o no consumir ese contenido.

Si quieres profundizar en cómo escribir títulos de calidad, te dejamos este artículo: 9 tips para escribir un título que definitivamente generen tráfico a tu web.

Una de las claves principales es que debes diferenciar entre el título seo y el título dentro de la entrada a blog propiamente dicha, o página web. En muchas ocasiones, pueden ser bastante diferentes, principalmente por las limitaciones que te pone Google.

Los requisitos esenciales para considera que un título está optimizado:

  • Menos de 60 caracteres
  • Incluye la palabra clave, si puedes al principio de la frase mejor.
  • Invita al usuario a la acción
  • Apela directamente a tu buyer.

La url es también un elemento importante, aunque mucho menos que el título. Intenta mantener una jerarquía de enlaces limpia y ordenada. Lo ideal es que en la propia URL, incluyas la palabra clave.

Por último, en lo que respecta a la metadescripción, te recomendamos que uses pluggins como SEO Yoast, que te van a ayudar a determinar la longitud del texto. A nivel de posicionamiento, lo importante es que la palabra clave aparezca una o varias veces, si consigues meterla de forma natural.

En lo que respecta al clickbait, necesitas que ese texto sea muy muy atractivo y que le crees al lector la necesidad de abrir el contenido.

Estructura ordenada y lógica

Como ya comentamos anteriormente, Google, pretende pensar como un humano. Es por ello por lo que valora mucho el contenido estructurado. Cuando empieza a escanear todo lo que hay en tu post, va a seguir el siguiente orden:

Título

H1

H2

H3

Y posteriormente entra en el contenido como tal. Si esa estructura no está clara, verás que puede dificultar el posicionamiento.

El H1 es el título, después van los H2, como separadores principales, y dentro de estos, los H3 para diferenciar otras clasificaciones. A partir del H3 es casi irrelevante continuar, porque los buscadores solo les atribuyen un porcentaje ínfimo. Sin embargo, si los H4 y consecutivos son importantes para tu estructura, no tengas miedo de usarlos.

Recuerda que la palabra clave debe usarse de forma continuada y distribuida a lo largo de los H1, H2, H3 etc.

Enlaces internos y externos

Cuando hablamos de enlaces internos, hacemos referencia a aquellos que linkean con tu propio contenido, con otras páginas de tu propio sitio web. Por el contrario, los enlaces externos, son aquellos que apuntan al exterior. En tus entradas deberías tenar una mezcla de ambos.

Cuando enlazas a contenido externo de calidad, estás contribuyendo a que Google considere que tu artículo es más veraz, más de confianza, porque estás usando referencias que son autoridades, líderes.

Con los enlaces internos, estás consiguiendo que el usuario esté más tiempo en tu web, por lo que el tiempo medio de sesión incremente, disminuya el porcentaje de rebote a la vez que incrementas por supuesto, la empatía y la imagen de marca.

En un artículo de unas 10000 palabras deberías tener al menos 2-3 referencias externas y unas 5 internas.

Optimiza el contenido multimedia

Tu objetivo principal es que el contenido sea atractivo para el usuario. Las personas, cada vez tenemos menos capacidad de concentración, es por ello por lo que cualquier elemento de apoyo como infografías, imágenes y por supuesto videos incrustados en nuestros post, van a ayudar a que nuestros lectores pasen más tiempo en nuestro contenido y además, lo entiendan mejor.

Sin embargo, es importante que inviertas tiempo en optimizar dicho contenido multimedia. La velocidad de carga es esencial y va directamente relacionada con el peso de los componentes de la web – fotos, videos…-. A menos velocidad de carga, mejor posicionamiento.

2. Socializa, te vendrá bien

Las redes sociales son a día de hoy, una de nuestras principales formas de comunicarnos. Las usamos tanto a nivel profesional como personal. Seguro que tendrás una cuenta de Twitter, Facebook para socializar y un perfil de LinkedIn a través del cual interactuas con tus contactos profesionales. 

Bien, tu contenido tiene que ser útil, debe cumplir una función: solventar dudas de tus clientes potenciales, empoderarlos de conocimiento o ayudarlos a mitigar sus puntos de dolor. Así, las redes sociales son el sitio idóneo para darle difusión a tus artículos y además conseguir visibilidad a través de la red contacto de tus seguidores.

Una de las mejores formas de incrementar la visibilidad de tu contenido es a través de la implicación de los miembros de tu equipo. Si todos comparten el contenido que publicas, el crecimiento de la visibilidad es exponencial.

A continuación te explicamos algunos elementos que pueden ayudarte a sacar el máximo partido para atraer tráfico de las redes sociales.

Calendarización de tu contenido en social media

No puedes descuidar tus perfiles sociales. Hay una norma básica que dice que es mejor tener pocas redes sociales, pero bien gestionadas, que muchas y mal utilizadas. Así, crear un calendario para mantener la periodicidad de publicación de contenido es vital para que tu estrategia social funcione.

Si tus seguidores ven contenido constante podrán difundirlo con mayor celeridad y ganarás en difusión y en fidelidad. No olvides que si tu contenido es atemporal puedes reutilizarlo cada cierto tiempo para regenerar el tráfico que se pierda con el paso de las semanas.

Para conseguir el máximo impacto del contenido propio en redes sociales, tus publicaciones deberían ser una mezcla entre contenido externo, contenido multimedia elaborado por ti y contenido interno, es decir artículos o links a url’s de tu propiedad.

Las redes sociales tienen sus propios algoritmos para determinar qué contenido se muestra primero en las newsfeed de sus usuarios. Así cuantas más interacciones tengas en tu contenido más fácil será que la red social en concreto te muestre.

Por ello te recomendamos que compartas contenido como artículos externos de mucho interés, fotos y vídeos, porque son elementos que suelen gustar mucho a la comunidad. Posteriormente, cuando publiques tu contenido propio, tendrás muchas más posibilidades de conseguir tráfico.

Por último recuerda que las redes sociales son, sociales, es decir, están hechas para establecer relaciones interpersonales. Lo más importante es que muestres empatía por tus lectores y que de alguna forma, mimetices sus comportamientos y formas de comunicar.

Cada red social es diferente, por ello, debes adaptar las publicaciones al estilo de comunicación de cada una de las redes para incrementar el número de clicks en tu enlace. Así mientras que en Facebook vas a poner textos relativamente cortos, en LinkedIn puedes extenderte mucho más.

Interacción

A nadie le gusta seguir cuentas sin interacción o que están automatizadas. Es fundamental que te relaciones con tus seguidores y con los que no lo son. Comenta en otras cuentas, da likes, responde a los propios comentarios que te hagan a ti, haz sorteos, encuestas… En resumen, no dejes que se aburran de no recibir el feedback que tanto desean.

En lo que respecta a la interacción, la parte importante es que si lo haces bien, te da posibilidades infinitas de atraer tráfico a tu web, a partir de conversaciones naturales y además te posiciona como experto.

Las buenas prácticas en lo que respecta a interacción son para conseguir optimizar el volúmen de tráfico que consigas a ese contenido que has desarrollado son:

1.- Comparte tu artículo de forma directa con tu comunidad.

2.- Busca conversaciones en grupos donde se esté hablando de cosas similares o relacionadas con la temática de tu artículo y mételo.

3.- Busca personas que sean público objetivo y a las que tu artículo o contenido les solventa su problema y envíaselo.

4.- Asegúrate de responder a todo lo que te pregunten.

5.- Pide a la comunidad que comparta tu contenido

Promociones de pago

La promoción de pago en social media es en algunos casos más económica y efectiva que los anuncios de google, ¿por qué? no está tan saturada. Con Facebook, Twitter, LinkedIn, Instagram… Ads puedes dirigirte a quien tú quieras y enseñarles que tienes contenido para él, que le gustará y con el que aprenderá lo que desea.

Las promociones son un complemento puntual, que está bien usar pero siempre dentro de una estrategia global que incluya más elementos, puesto que si no, el coste por click a tu contenido puede incrementarse muchísimo.

Adapta el contenido para social media

Te recomendamos que saques piezas gráficas, infografías, videos e imágenes relacionadas con el artículo al que quieres conseguir tráfico. Este tipo de contenido es mucho más fácil de consumir por tu audiencia.

Con dichas piezas multimedia, incrementas la visibilidad dentro de la propia red social, con lo que se convierte en algo relativamente fácil atraer tráfico, con algo tan sencillo como ver el post completo en: …

Si no tienes muchos dotes creativos, puedes usar herramientas como Canva para generar dichas piezas de forma rápida y sencilla.

3.-Comparte el contenido en plataformas externas más allá de las redes sociales

Una de las mejores formas de conseguir tráfico a un artículo en concreto y a la vez convertirte en un líder de pensamiento es el compartir el contenido más allá de las redes sociales.

Has invertido tiempo en la generación de un artículo de alta calidad, has hecho todos los deberes para optimizarlo, pero si el público no lo lee, estás perdiendo el tiempo.

Esta técnica se conoce como outreach y está directamente relacionada con el linkbuilding. Consiste en generar enlaces de calidad que apunten a tu contenido. Para que de forma que los motores de búsqueda entiendan que eres una autoridad en la materia y por lo tanto, tu contenido debe mostrarse antes que el otros contenidos con menos autoridad.

El número de enlaces que tenemos a nuestro contenido es un factor clave para poder posicionar de la forma correcta. No obstante, sí que es verdad que aporta mucho valor.

Para compartir enlaces en plataformas externas tienes dos estrategias, por un lado, la más sencilla, pero a la vez menos efectiva, es buscar foros y plataformas similares donde los usuarios estén generando conversaciones en torno a la temática de tu contenido. De forma que puedas meter los enlaces a tu artículo de forma natural.

La otra forma de hacerlo, que es mucho más tediosa, pero como te puedes imaginar, muchísimo más eficiente es conseguir que plataformas como Huffpost o Medium. La mejor forma de hacerlo es crear una mini versión de tu artículo -nunca uses las mismas palabras- y métele mucho enlaces al original.

De esta forma estás usando el tráfico que tienen las grandes plataformas para que apunten a tu web, si el contenido de verdad es de calidad e interesante para el público.

Una última herramienta que puedes usar es directamente preguntar a personas que tengan contenido que pueda enlazarse al tuyo que incluyan el link a tu contenido.

El linkbuilding es una temática muy extensa de la que hablaremos en otro artículo, pero por ahora puedes empezar a practicar estas tres técnicas para incrementar el tráfico a tu web.

 

4. Usa el correo para acercarte a tus leads

Si tu contenido ya  te ha permitido crear una base de datos con todos los leads que has generado, o simplemente tienes una buena base de datos de registros pero aún no sabes muy bien para qué utilizarla. Puede incluso que ya le hayas hecho algún envío, puramente comercial, ofertas, promociones… Bien, tienes más opciones. El email marketing es una de las mejores técnicas que puedes utilizar para conseguir más visitas a tu web.

Tienes que tener claro que una estrategia efectiva de email marketing te va a ayudar muchísimo. De hecho, está considerada como la técnica más efectiva para llegar a tus clientes, puesto que genera más confianza incluso que las llamadas telefónicas, el chat o que el propio email directo.

En el caso concreto en el que estamos hablando, lo que pretendemos es conseguir tráfico a un artículo en concreto, por lo que para usar el email marketing de la forma correcta deberías:

1.- Segmentar tus contactos, de forma que solo le envíes el contenido a aquellos para los que sea interesantes.

2.- Crear alguna automatización para un segundo envío a aquellas personas que no lo hayan abierto en las primeras 48 horas.

Es importante que entiendas que cuando usamos las newsletters para enviar un correo masivo a un target determinado al que tu contenido le es de interés, no solo estás generando tráfico sino que estás aportando valor, y con ello fidelizando y mejorando la conexión de los usuarios con tu marca.

El email marketing va mucho más allá de las newsletters, de hecho es uno de los pilares fundamentales del inbound, no obstante, os dejaremos otros artículos donde profundizaremos más en cada uno de sus usos.

¿Y ahora? ¿Crees que estás más cerca que conseguir aumentar las visitas de tu web?

Hasta aquí hemos visto 4 factores clave para conseguir más visitas a un artículo en concreto. Recuerda que siempre, lo primero que debes hacer es tener un planificación correcta del contenido de acuerdo al buyer al que estés dirigiéndote. Se constante y aplica estas técnicas y verás como en un plazo no muy largo, consigues el volumen de visitas deseado a ese post específico.

Por último, ten en mente que el proceso de optimización de contenido es algo constante, cuando ves que un contenido empieza a disminuir sus visitas o que el posicionamiento empieza a empeorar, no dudes en hacer curación de contenidos. ¿Qué es la curación de contenidos y cómo aplicarlo? Eso da para otro post:

¿Demasiada información? La Curación de Contenidos es tu solución

¡Volvemos la semana que viene!